• No hay productos en el carrito.
  • No hay productos en el carrito.

El Espíritu de KOSIAKA

KOSIAKA, un hombre que por aquellos tiempos era conocido y reconocido por todos por ser ese personaje de la calle andariego, ocurrente y atravesao. 

En su rostro llevaba marcados los caminos que recorrió.

En su mente, los lugares y destinos que le dieron sentido a su vida.

Y en su piel, luce como tatuajes un sinfín de aprendizajes que solo la calle y la vida te pueden enseñar.

KOSIAKA, no volvió a estos tiempos solo por volver o para que lo recordaran.

Volvió para ponerse en nuestros pies y enseñarnos que el camino por recorrer no está afuera, sino dentro de cada uno de nosotros.

Volvió para contarnos su historia, y así aprender de nuestro pasado como sociedad para poder mejorar nuestro presente y futuro.

Volvió para enseñarnos que la verdadera riqueza se basa en invertir el tiempo recorriendo caminos, compartiendo sonrisas y viviendo con locura.

Y que por más divididos que estemos, porque siempre nos intentarán dividir más y más. Siempre debemos hacer todo lo posible por permanecer juntos, como un par de medias. Porque solos nunca saldremos del cajón, solos somos nonos y nunca recorreremos nuevos caminos.

 

KOSIAKA

Con los pies en la tierra y las medias bien puestas

Sorry, the comment form is closed at this time.